Proliferación de Manpads en América Latina: análisis de la amenaza y respuesta regional

Artículo exclusivo para el boletín mensual "En la mira - Observador Latinoamericano de Armas de Fuego". Haga clic aquí para suscribirse y ver las ediciones anteriores.

Matt Schroeder

Pocas armas han recibido más atracción en los últimos años que los sistemas portátiles de defensa anti-aéreos, o Manpads. La amenaza de un ataque terrorista con misiles contra un avión comercial ha generado una campaña mundial sin precedentes contra la amenaza de los Manpads, campaña a la que también se han sumado diversos gobiernos de América Latina. Este artículo muestra brevemente un repaso sobre el tráfico ilícito de Manpads tanto en América Latina como globalmente, así como los esfuerzos de los Gobiernos de América Latina para lidiar con esta amenaza.

Los Manpads son misiles guiados tierra-aire ligeros que normalmente suelen ser disparados desde un mecanismo tubular ubicado en el hombro del operador. La gran mayoría de Manpads suelen emplear un rastreador de infrarrojos que, una vez disparado el misil, lo guía hasta su blanco sin ningún tipo de acción por parte del operador. Estos misiles “dispara y olvídate” constituyen la gran mayoría de Manpads en los arsenales gubernamentales, así como de los stocks de organizaciones terroristas y grupos insurgentes.

Adicionalmente a los misiles rastreadores por infrarrojos, hay dos otros tipos adicionales de Manpads: los sistemas de rastreo, y los de comando por luz. Estos sistemas emplean sistemas de rastreo láser o, en el caso de los sistemas Clos, controles por radio para guiar los misiles a sus respectivos blancos. Desde los años 60, al menos 20 países han producido más de un millón de Manpads, y entre 500.000 y 700.000 unidades perduran todavía en los arsenales globales actualmente .1 Aunque no hay países de América Latina que producen Manpads, al menos hay 12 países que los han importado: Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Cuba, Ecuador, El Salvador, Guyana, México, Nicaragua, Perú, y Venezuela. 2

El tráfico ilícito de Manpads

La adquisición y uso de Manpads por actores no estatales se remonta a inicios de los años 70. El primer intento terrorista confirmado que involucraba a estos tipos de misiles fue descubierto (y desmantelado) por las autoridades italianas cerca del aeropuerto Fumiccino de Roma. Cinco años después, insurgentes apoyados por la Unión Soviética en Rhodesia lograron el primer ataque exitoso a un avión comercial, causando su caída y la muerte de 28 de sus 56 pasajeros . 3

La proliferación de Manpads se aceleró durante las décadas de los 80 y de los 90, alimentada por el desvío de misiles proveídos a Afganistán y otros contextos, y por el descontrolado almacenamiento de armas sin garantías de seguridad en los depósitos y arsenales de los países del Pacto de Varsovia y de la colapsada Unión Soviética. En el 2001, analistas independientes han identificado 27 diferentes grupos armados no estatales que o bien se ha confirmado que poseen este tipo de armas, o bien se sospecha que podrían poseerlo, incluyendo las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y el Ejército de Liberación Nacional (ELN) también de Colombia .4 La proliferación de Manpads continúa dándose hoy en día. Desde el año 2002, grupos no gubernamentales compraron cientos, posiblemente miles, de misiles de diversos tipos de fuentes: traficantes de armas, de depósitos oficiales mal custodiados y de gobiernos. Aunque gran parte de esa actividad esté concentrada en tres puntos calientes del planeta (a saber, Chechenia, Irak y Somalia) estas armas han sido aprehendidas, transferidas, almacenadas o usadas por actores no gubernamentales en al menos 17 países. Decenas de esos misiles han sido disparados contra aeronaves civiles y militares, lo que ha resultado en varios desastres con más de 200 víctimas mortales en los cinco últimos años .5

El comercio ilegal de Manpads en América Latina

Aunque comparada con otras regiones del mundo, la actividad ilegal con Manpads en América Latina es relativamente modesta. Desde 1999, ninguna aeronave siquiera ha sido abatida en razón de un posible ataque por Manpads en América Latina, a despecho de la existencia de diversos grupos insurgentes y criminales con recursos suficientes. Esa calma prolongada de las actividades con Manpads es particularmente sorprendente cuando comparada con la compra y la utilización ilegales de esos cohetes, algo muy difundido en otras regiones del globo. En Irak, por ejemplo, analistas independientes están registrando una media de 20 incidentes envolviendo Manpads al mes 6. Somalia es otro buen ejemplo. En un único periodo de tres meses, en 2006, investigadores de la ONU habían documentado la entrega de más de seis embarques de Manpads para grupos rebeldes.7

Aunque muchos factores expliquen las diferencias de las actividades con Manpads según las regiones, la disponibilidad local y un activo apoyo por parte de algunos estados son probablemente los determinantes principales. Poco tiempo después de la invasión de Estados Unidos en 2003, el mercado ilícito iraquí estuvo inundado por miles de Manpads saqueados de los enormes depósitos de armas de Sadam Husein. No existe en América Latina, cuanto a este tipo de cohetes, fuente comparable a los arsenales de Sadam, sin los cuales los rebeldes iraquíes no conseguirían mantener el ritmo actual de ataques con Manpads . Por otro lado, los grupos insurgentes o de la criminalidad de América Latina no disponen de complicidades con gobiernos comparables a lo que ocurre en Eritrea o en Irán, que habrían suministrado decenas de cohetes a grupos de rebeldes islamistas somalíes, inclusive el SA-18 “Iglas” de tercera generación .8

Sin embargo, como muestran diversos informes recientes sobre tráfico de armas envolviendo Manpads, estos misiles sin control son una amenaza para aeronaves en América Latina: en enero de 2005, las autoridades de Nicaragua aprehendieron un SA-7 carcomido en una casa adyacente a una tienda de reparación de aire condicionado cerca de Managua .9 Y en julio de 2006, autoridades mexicanas alegaron haber hallado cuatro “lanzadores de cohetes tierra-aire” durante un registro en la casa de un sospechoso en la ciudad costera de Chetumal .10 Dos meses más tarde, el ministro del interior de Perú anunció la detención de tres supuestos contrabandistas de armas y la incautación de cinco cohetes tierra-aire. Según las autoridades peruanas, los contrabandistas estaban intentando vender las armas a insurgentes colombianos . 11

Sin embargo, el incidente más significativo fue la trama para asesinar al Presidente salvadoreño, Elias Antonio ("Tony") Saca González, cuyos detalles habían sido revelados por el propio presidente en rueda de prensa el día 6 de octubre. Según el Presidente Saca González, el presunto traficante de drogas George Nayes planeaba abatir el helicóptero del presidente con uno “lanzador de cohetes de disparo preparado” – identificado por los medios de comunicación como un SA-7 – que las autoridades presuntamente encontraron cerca de uno de los puntos de aterrizaje del helicóptero. Saca afirmó que el intento de asesinato era una respuesta a su lucha contra las drogas y que Nayes había intentado, sin éxito, comprar más cohetes en Nicaragua. La trama – así con otros relatos de tráfico de Manpads en América Latina – recuerdan con fuerza la ubicuidad de la amenaza de los Manpads, mismo en regiones en las cuales el tráfico de cohetes es menos común .12

La lucha contra la amenaza de los Manpads en América Latina

Los países latinoamericanos están tomando diversas medidas para enfocar el tráfico ilícito de Manpads . LA realización multilateral más importante fue la adopción de la Resolución 2145 de la OEA: “No permitir el uso de Manpads por terroristas – Control y seguridad de los Sistemas Portátiles Individuales de Defensa Aérea” .13

Igualmente notables son los recientes programas bilaterales de gobiernos destinados a destruir cohetes excedentes a las necesidades gubernamentales. Como por ejemplo los esfuerzos conjuntos de Estados Unidos y de Nicaragua destinados a reducir los stocks excedentarios de Manpads , que resultaron en la destrucción de 1.000 cohetes (casi la mitad del arsenal militar) y en la mejora de las condiciones de seguridad en los depósitos donde se acogen los demás cohetes. Los gobiernos Bush y Ortega están actualmente debatiendo sobre la destrucción de 651 de los cohetes remanentes, posiblemente a cambio de infraestructuras médicas . 14

Esos esfuerzos representan un serio primer paso destinado a combatir el tráfico ilegal de Manpads en América Latina. La adopción universal de controles de transferencias y de procedimientos de seguridad en los términos de la Resolución 2145 debería reducir significativamente las posibilidades de robo y de desvío de Manpads de los arsenales del gobierno, así como la adecuación de las dimensiones de esos arsenales por medio de la destrucción de cohetes excedentes y obsoletos. Pero obtener la plena implementación, por todos los estados de la región que poseen Manpads no es algo simple. La Resolución 2145 no es legalmente vinculante, y no existen mecanismos apropiados para vigilar y hacer cumplir su implementación. Tampoco los Estados están obligados a aceptar la propuesta de Estados Unidos de ayudar en la destrucción de stocks y en la mejoría de las condiciones de seguridad; las preocupaciones con la soberanía de los Estados y la defensa nacional a veces retardan o desvían esos programas. La superación de esos obstáculos va a exigir el envolvimiento activo de la OEA bajo forma de revistas periódicas – y sus respectivos informes – sobre la implementación de la Resolución 2145. Exigirá igualmente que los Estados-miembros ayuden y agraden los países que dejen de aplicar las cláusulas-llave.

1  U.S. Government Accountability Office, “Further Improvements Needed in U.S. Efforts to Counter Threats from Man-Portable Air Defense Systems,” GAO-04-519, Mayo 2004.
2  James O’Halloran, Jane’s Land-Based Air Defense 2006-2007 (Cambridge University Press, 2006) and Stockholm International Peace Research Institute, Arms Transfer Database, accedido en Noviembre 2007. 
3  Matt Schroeder et al, The Small Arms Trade (London: Oneworld Publications, 2007), pp. 64-67.
4  Thomas Hunter, “The Proliferation of Manpads,” Jane’s Intelligence Review, Septiembre 2001
5  Matt Schroeder, “Rogue Missiles: Tracking Manpads proliferation trends,” Jane’s Intelligence Review, Noviembre 2007
6  Michael Knights, “Unfriendly skies: Iraq’s Sunni insurgents focus on air defence,” Jane’s Intelligence Review, Mayo 2007
7  Consejo de Seguridad de la ONU, “Report of the Monitoring Group on Somalia,” S/2006/913, Noviembre 2006
8  Hay diversas teorías sobre por qué los grupos insurgentes colombianos no han empleado todavía sus Manpads. Para ello, ver Pablo Dreyfus, “Political Economy of Illegal Arms Acquisitions in Colombia”, Background Paper para el Small Arms Survey- Rio de Janeiro, paper no publicado, Junio 2005
9  Ver “Nicaraguan president dismisses report army may be trafficking missiles,” El Nuevo Diario, 31 de enero de 2005; Traci Carl, “Shoulder-fired missiles U.S. left behind in Central America raise terror fears,” Associated Press, 25 febrero 2005; y Rowan Scarborough, “Nicaraguans seize missile during sting,” Washington Times, 27 enero 2005
10 Jorge Dominguez, “Mexican authorities arrest four suspected hit men armed with missile launchers,” Associated Press, 29 de julio de 2006.
11 “Peru police bust network smuggling munitions to Colombia,” People’s Daily Online, 27 Septiembre 2006
12 Marcos Aleman, “Salvadoran president says Colombian drug cartel member planned his assassination,” Associated Press, 6 de octubre de 2006 y “Saca uses assassination attempt to justify new security policy,” Latin American Weekly Report, 10 de octubre de 2006
13 Adoptada en la cuarta sesión plenaria, el 7 de junio de 1005.  Ver: http://www.fas.org/asmp/campaigns/MANPADS/2005/OASmanpads.pdf
14 Filadelfo Aleman, “Nicaragua negotiating with U.S. to destroy missile stash,” Associated Press, 3 octubre 2007

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.
CAPTCHA
This question is for testing whether you are a human visitor and to prevent automated spam submissions.
Image CAPTCHA
Copy the characters (respecting upper/lower case) from the image.