Situación de la violencia y delincuencia en Venezuela

Durante los últimos años los temas de convivencia y seguridad ciudadana comenzaron a ser vistos por los ciudadanos como importantes problemas que deben ser solucionados por los mandatarios nacionales y locales, llámense, presidente, gobernadores y/o alcaldes. Hay que reconocer que uno de los obstáculos más serios para el desarrollo social y económico de cualquier país, región, Estado o municipio está constituido por la violencia y por la delincuencia, las cuales presentan, todavía, tasas muy elevadas en América Latina  si se las compara con las que tienen otras partes del mundo. Los niveles de inseguridad causados por esta situación son un lastre muy pesado en materia de productividad y competitividad.

El cumplimiento cabal de las funciones del Estado que garantiza el bienestar de los ciudadanos, depende de la existencia de un orden social seguro. Así mismo, el desarrollo social y económico tiene como condición, la posibilidad de que los asociados puedan desenvolver sus vidas en un ambiente previsible de seguridad y convivencia, en el cual estén garantizados sus derechos, sus bienes y el libre ejercicio de sus deberes.

En este sentido, para que Venezuela o cualquier otro país tenga adecuados niveles de desarrollo humano, es necesario que el Estado garantice la convivencia y la seguridad de los ciudadanos, fortaleciendo los sistemas de justicia y seguridad ciudadana, de tal forma que los ciudadanos puedan gozar de sus derechos y puedan cumplir con sus deberes.

El presente documento pretende dar una panorámica general sobre el comportamiento de la violencia y la delincuencia en Venezuela y Caracas durante el año 2005 , en términos analíticos y estadísticos, centrando la mirada sobre expresiones más cotidianas de la violencia que  dan cuenta de la situación de seguridad y convivencia ciudadana (muertes violentas y delitos de alto impacto social ), teniendo como marco de referencia el contexto en el cual se haya inmerso el país.

 

En primera instancia, sin descuidar algunas precisiones conceptuales pertinentes, se presenta un análisis del comportamiento de los delitos de mayor impacto durante el 2005, haciendo especial énfasis en aquellas manifestaciones de la violencia y delincuencia que por su representatividad en términos estadísticos y sus profundas repercusiones a nivel social y económico, merecen ser analizadas de forma detallada. Seguidamente, se presenta una panorámica una seria de conclusiones y recomendaciones, entre ellas la prevención situacional y la prevención social.

Entendiéndose por prevención situacional las medidas tomadas directamente sobre la identificación del contexto para disminuir el riesgo. Ya la prevención social enfatiza en todas aquellas acciones encaminadas a proteger a la  población en riesgo, es decir en este caso, residentes de los conjuntos, casas, comercio o cualquier lugar donde el ciudadano se encuentre, mediante la organización comunitaria.

Finalmente, para emprender una adecuada y sostenida solución de los problemas de violencia y delincuencia, es importante tener en cuenta algunas experiencias exitosas de políticas públicas de convivencia y seguridad ciudadana, las cuales tuvieron las siguientes características:

# Manejo institucional del tema por la autoridad administrativa más alta (responsable político del tema). Cuando los alcaldes, los gobernadores o el presidente asumieron los temas de seguridad como parte de las políticas públicas que tienen que desarrollar y lo hicieron con liderazgo y autoridad. Este tema no se puede dejar solo en manos de las autoridades de seguridad y justicia

# Información confiable. Trabajaron información confiable de los hechos de violencia y delincuencia para el análisis, la toma de decisiones y el seguimiento y evaluación de las acciones.

# Trabajo interinstitucional. Las instituciones responsables de la seguridad (Policías), la justicia (Fiscalía, Jueces y demás instituciones) y la convivencia (bienestar social, desarrollo social y comunitario, servicios públicos, etc)  trabajaron todos los meses de manera coordinada, bajo el liderazgo de las autoridades responsables (presidente, gobernadores, alcaldes).

# Plan de seguridad y convivencia. Diseñaron y pusieron en ejecución planes integrales de seguridad y convivencia, con proyectos y programas orientados a mejorar la acción de las autoridades de policía y justicia y a prevenir los hechos de violencia y delincuencia que afectaban la seguridad y la convivencia. Planes que, sin descuidar las acciones coercitivas y de acción de la justicia, se orientaron a fortalecer la convivencia ciudadana y las acciones preventivas.

# Creación de infraestructura administrativa y asignación de recursos humanos, técnicos y financieros. Para el manejo y gestión de la seguridad ciudadana y la convivencia, desde los ámbitos coercitivos y preventivos, crearon o fortalecieron estructuras administrativas de manejo civil para liderar los planes, programas y proyectos. Así mismo, contaron con recursos adecuados de inversión para el fortalecimiento de las instituciones y de los programas.

# Rendición de cuentas, evaluación y seguimiento. Con base en los análisis de la información y de investigaciones y reuniones periódicas interinstitucionales, las administraciones realizaron seguimiento y evaluación permanente de los programas y proyectos. Así mismo rindieron informes periódicos a los ciudadanos.

# Evaluación externa. En algunos casos se contó con la veeduría de sectores externos, que desde la academia o el sector privado hacían seguimiento a las políticas de seguridad y convivencia. Es importante que desde esos ámbitos se realicen las encuestas de victimización y percepción de seguridad.

# Participación y capacitación ciudadana en temas de seguridad y convivencia. Con la concepción de que los ciudadanos son parte de la solución de los problemas que afectan la seguridad y la convivencia, las administraciones nacionales y locales, a su manera, desarrollaron veedurías ciudadanas y organizaron a las comunidades en los barrios, capacitando a los líderes comunitarios en temas de convivencia y seguridad ciudadana.

* Hugo Acero es consultor internacional en temas de seguridad ciudadana. Para leer el artículo completo haga clic aquí.

Comentarios

¿y los otros comentarios?

¿por que no aparecen los otros comentarios?

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.
CAPTCHA
This question is for testing whether you are a human visitor and to prevent automated spam submissions.
Image CAPTCHA
Copy the characters (respecting upper/lower case) from the image.